Logocofemer

Estás aquí­: Inicio /Portal de anteproyectos/Anteproyecto/56854




Decreto por el que se adicionan diversas disposiciones al Reglamento Interior de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.



El contenido del resumen es responsabilidad de la dependencia.


Resumen del anteproyecto


El proyecto de Decreto por el que se adicionan diversas disposiciones al Reglamento Interior de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, en el que se incorpora a la estructura de esta Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales la Unidad Coordinadora Científica y Técnica para el Conocimiento, Conservación y Uso Sustentable de la Biodiversidad y la Dirección General para el Conocimiento y Conservación de la Biodiversidad.

El contenido del resumen es responsabilidad de la dependencia.


Summary of the draft


The draft Decree adding various provisions to the Internal Regulations of the Ministry of the Environment and Natural Resources, which incorporates into the structure of the Ministry of the Environment and Natural Resources the Scientific and Technical Coordinating Unit for the Knowledge, Conservation and Sustainable Use of Biodiversity and the General Directorate for the Knowledge and Conservation of Biodiversity.

Últimos comentarios recibidos:


Comentario emitido por: Jorge albino Vargas Contreras


El existir de la CONABIO Jorge A. Vargas Contreras y Griselda Escalona Segura (jalbino64@gmail.com y gescalon@ecosur.mx ) Desde los años 80’s se ha distinguido de un grupo de países que conjuntamente albergan el 70% de la biodiversidad mundial; además, cada uno contribuye entre el 10 y 12 de ese porcentaje. Entre esos países se encuentra México y cabe definir el concepto de biodiversidad que incluye tres niveles de organización como la variabilidad de todas las entidades biológicas manifestada en la variedad de ecosistemas, de especies y de la variación dentro de cada especie (Norse et al., 1986; CONABIO, 1998). México no escapa del desarrollo global, por particularizar está el ámbito industrial, urbanismo y aprovechamiento de los recursos naturales, entre otros. Pero el desarrollo pone en peligro todo lo que integra a los ecosistemas y conlleva al riesgo y extinción de muchas especies. La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), fue creada por el gobierno para solventar el problema de la extinción de especies, deforestación y pérdida de hábitats, contaminación, cambio climático, sobreexplotación de especies, tráfico ilegal, especies invasoras y exóticas. Para lograr esto, la CONABIO era una entidad intersectorial que inició con la integración del conocimiento sobre la biodiversidad mexicana. Por ello, hasta antes de la integración a la SEMARNAT era una institución gubernamental con su propia política de actuar que sirvió de referencia a la academia, gobierno y público en general. Por un lado, promovió la generación de conocimiento biológico y ambiental, y por otro lado, el uso y difusión de ese conocimiento para el manejo y conservación del patrimonio natural mexicano. Desde entonces, CONABIO ha realizado tareas para que toda la biodiversidad mexicana sea documentada, concentrada y dispuesta mediante diversos mecanismos que se estima, hoy en día, en 75,043 o 141,013 especies que incluyen a insectos, plantas vasculares, otros invertebrados, hongos, algas, peces, musgos, aves, reptiles, anfibios y mamíferos (CONABIO, 2008), sin menospreciar las especies no visibles. El estar en armonía o gozar de un ambiente saludable, lo cual constituye un derecho para todo ser y, más aún, nuestra constitución mexicana lo señala en su artículo 4° (Cossío et al., 2014; Haro Bélchez, 2019) que se transfiere o acomoda a lo que conocemos como desarrollo sustentable. El primero considera fundamentalmente toda persona tiene derecho a un ambiente sano para su desarrollo y bienestar, quien lo dañe o deteriore será responsable de ello. Mientras que el segundo “el hombre tiene derecho fundamental a la libertad, la igualdad y el disfrute de condiciones de vida adecuadas en un ambiente de calidad tal que le permita llevar una vida digna y gozar de bienestar, y tiene la solemne obligación de proteger y mejorar el medio ambiente para las generaciones presentes y futuras (ONU, 1972; Cossío et al., 2014: 17-18; Haro Bélchez 2019: 262). En los años 80’s la ONU comisionó a un grupo de expertos para analizar el grado de perturbación que el humano a ocasionado al planeta (Brundtland, 1987). Ya transcurrieron más de 50 años en la recomendación, mejor dicho, advertencia hecha por el grupo Brundtland y la interrogante es ¿cuál es el avance?. Los intentos por mediar los impactos al ambiente por los humanos, en parte, puede ser minimizado al tener una agencia como la CONABIO, ya que no podemos proteger lo que no se conoce, pero si podemos implementar o desarrollar estrategias en pro de la vida, de nuestra única casa global, el planeta. El plan nacional de desarrollo 2019-2024 del gobierno mexicano actual considera en su política social el desarrollo sostenible que en la época presente se ha evidenciado como un factor indispensable del bienestar (PND 2019-2024). Prácticamente entendiéndose bienestar como un sinónimo de desarrollo sostenible ya anteriormente definido, pero le preocupa el desajuste al paradigma para las generaciones futuras y ha considerado los impactos de sus políticas y programas en los tres ejes del paradigma del desarrollo sostenible. Sin embargo, el eje ecológico es poco atendido, cuando es tan importante como los otros dos ejes por el cuidado del ambiente. México ha figurado en diferentes foros internacionales para manifestar su postura en el quehacer del cuidado del ambiente, quienes lo han enaltecido ha sido ejecutivos de la CONABIO, lo cual sería incongruente eliminarla del organigrama gubernamental. No se omite señalar, y solo es un ejemplo, el esfuerzo que la CONABIO hizo para generar un documento referente nacional e internacional sobre los recursos naturales y bioculturales utilizado por el público en general, el académico, el científico y nada menos y nada más que el gobierno. Nos referimos al Capital Natural de México elaborado en dos versiones (CONABIO, 1998, 2008), sirviendo una vez más de referencia para su réplica como Biodiversidades Estales en cada de las 32 entidades federativas del país. Dichos documentos constituyen un material invaluable en la formación en futuros profesionales cuyo interés en saber del patrimonio natural nacional como son biólogos, ecólogos, ingenieros forestales, ingenieros ambientales y Licenciados en Recursos Naturales, entre otros. Basándose en lo anterior, si este breve relato ayuda hacer un llamado presidencial para no desaparición de la CONABIO, sino lo contrario, la fortalezca y sea representada en todas las entidades federativas de México y siga promoviendo la vinculación intersectorial. De nada sirve ser considerado un país megadiverso, sino contamos con una figura sólida y propia que nos represente como la CONABIO, cuya acción vaya más allá de las tareas de la SEMARNAT y responda a las necesidades urgentes provocadas por procesos como el cambio climático. Brundtland, G.H. (1987). Un futuro común. Naciones Unidas. Haro Bélchez, Guillermo. (2019). Medio ambiente y Derecho. MAPorrua. México. 776 pm. Conabio. (1998). La diversidad biológica de México: Estudio de País 1998. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad. México. Conabio. (2008). Capital natural de México. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad. Vol. I. México Cossío, J. R., J. Sarukhán, J. Carabias y Bolívar, A. (2014). Defensa legal contra delitos ambientales. México: FCE - Fondo de Cultura Económica. 191 pp. Norse, E. A., Rosenbaum, K. L., Wilcove, D. S., Wilcox, B. A., Romm, W. H., Johnston, D. W. and Stout, M. L., 1986. Conserving biological diversity in our national forests. The Wilderness Society: Washington, DC.

Fecha: 14/04/2024 10:41:22

Comentario emitido por: Alexis Joseph Rodríguez Romero


La CONABIO ha sido reconocida internacionalmente como una institución/agencia de vanguardia desde su creación. Desde hace mas de 30 años ha logrado recopilar información muy importante sobre la biodiversidad mexicana. Es referente a nivel mundial en la administración y recopolicación de manera efectiva información útil e incorporarla a las políticas públicas en beneficio de la población y la biodiversidad. La CONABIO debe conservar su carcater de ser una agencia intersectorial, debido a que la biodiversidad y su conservación no sólo dependen de una secretaria. Pertenecer completamente a la SEMARNAT le resta autonomia y no permitiría que hubiese objetividad en la toma de decisiones en proyectos de cualquier indole en el país. La CONABIO como otras instancias que forman parte de la maquinaría ambiental del país, deben tener autonomía en su ejecución y presupuesto de operación, de lo contrario se restan las capacidades técnicas, científicas y operativas en beneificio de México. Como bien sabemos, México es uno de los países megadiversos; sin embargo, aun no conocemos toda la riqueza biológica y por lo tanto el que hacer de la CONABIO cobra demasiada importancia. Esta propuesta nos aleja como país de alcanzar a reconocer todo el capital natural y además contar con estretagias para su aprovechamiento sostenible. Por último me gustaría mencionar que ahora más que nunca con toda la evidencia cientítica que tenemos sobre los efectos del cambio climático, mucha generada por la CONABIO, es imperante que el gobierno fortalezca a las instituciones, agencias y todo el aparato ambiental para enfrentar las crisis que ya estamos viviendo y las que seguramente nos tocará seguir viviendo. México merece tener soberania cientifica; CONABIO y otras instituciones nos acercan a esa posibilidad, pero esta propuesta demerita todo el trabajo conseguido durante más de 30 años, resta importancia a todo el potencial que tiene la CONABIO para la toma de decisiones y nos aleja por mucho a ser un país de vanguardia y con soberanía.

Fecha: 12/04/2024 09:16:27

Comentario emitido vía correo electrónico

B000241039

Fecha: 09/04/2024 14:33:00

Comentario emitido vía correo electrónico

B000241038

Fecha: 09/04/2024 13:00:00

Comentario emitido por: Nombre de usuario no publico


Los ecosistemas naturales y la biodiversidad proveen servicios ecosistémicos indispensables para la supervivencia y bienestar de las sociedades humanas. El crecimiento poblacional y los actuales sistemas económicos han desequilibrado estos ecosistemas, lo que nos coloca en medio de una crisis medioambiental caracterizada por el cambio climático, la erosión del sistema que sustenta la productividad primaria y una extinción de especies sin precedentes, todas causadas por la actividad humana. Ante esta grave crisis de seguridad nacional e internacional, es esencial contar con instituciones autónomas conformadas por expertos para generar la información necesaria para la toma de decisiones basadas en evidencia. La adopción de decisiones de política pública sustentadas en ideología, información deficiente y/o conveniencia política o económica, acarrea implicaciones para la sociedad en su conjunto. Ejemplo de ello son los costos, aún no estimados, de las externalidades negativas ocasionadas por el diseño e implementación de diversos proyectos y programas como el programa “Sembrando Vida” y “Tren Maya”, sin considerar la información generada por CONABIO a lo largo de varias décadas. Los riesgos que surgen de esta propuesta de cambio a la ley son varios, entre ellos: 1) La pérdida de autonomía técnica debido a su dependencia organizacional y presupuestal de una secretaría de estado encabezada por el poder político en turno. Esto no solo impide la toma de decisiones estratégicas, objetivas e independientes, sino que también incrementa el riesgo de la cooptación de puestos y plazas por personas sin la preparación y experiencia requerida para llevar a cabo su mandato. Es previsible que ambos riesgos incidan en la disminución de sus capacidades de generación de información con la calidad técnica adecuada. 2) La incapacidad para seguir generando, integrando y analizando la información necesaria sobre el estado, manejo e importancia de los ecosistemas y biodiversidad en México, debido al cambio de su estructura y tamaño (es decir, de una “Comisión Nacional” a una “Unidad Coordinadora”). Los costos de estos riesgos, y su impacto en la viabilidad social y económica del país, pueden estimarse considerando el papel de CONABIO en la producción de información necesaria para la adecuada gestión de los recursos naturales, la cual se ha capturado en el sistema de “Cuentas Económicas y Ecológicas de México”. Por los motivos expuestos, exhorto a las autoridades responsables a rechazar el “Decreto por el que se adicionan diversas disposiciones al Reglamento Interior de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales”.

Fecha: 09/04/2024 08:05:39

Comentario emitido por: Jayde Lovell Thomas


Estimados miembros distinguidos del Gobierno de México, Me dirijo a ustedes como creador de la película "It's Good Business: The Story of CONABIO" estrenada en 2019, que celebra los logros excepcionales de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO). La película se ha proyectado en los Estados Unidos, ganando varios festivales, incluyendo el Festival de Cine Ambiental Global en 2021. Uno pensaría que una organización tan famosa, icónica y líder mundial sería motivo de gran orgullo para México. Como explicamos en nuestra película, CONABIO ha sido un ejemplo brillante para el mundo de cómo la colaboración entre el gobierno, los científicos y el público puede llevar a avances notables en nuestra comprensión y preservación de la biodiversidad. Ha obtenido reconocimiento internacional por sus contribuciones a la conservación de la biodiversidad global, incluyendo el "Premio Nobel de Medio Ambiente", el Premio Tyler, otorgado a José Sarukhán en 2017. Es con gran preocupación que he sabido de la propuesta de reestructuración de CONABIO, que reduciría su estatus de una agencia federal gubernamental multi-ministerial a una rama dentro del ministerio de medio ambiente. Tal cambio no solo disminuiría la voz independiente de CONABIO, sino que también socavaría su credibilidad e influencia tanto en la política nacional como internacional. La fortaleza de CONABIO radica en su capacidad para operar a través de varios departamentos gubernamentales, asegurando que la conservación de la biodiversidad esté integrada en todos los aspectos de la formulación de políticas. Al reducir su estatus, corremos el riesgo de perder la esencia misma de lo que ha hecho de CONABIO un líder mundial en su campo. Les insto a reconsiderar esta decisión y reconocer las contribuciones invaluables que CONABIO ha hecho y continúa haciendo. Preservar su estatus como una agencia federal gubernamental multi-ministerial no es solo una cuestión de orgullo nacional, sino también un testimonio de nuestro compromiso con la protección de la biodiversidad de nuestro planeta para las futuras generaciones. - Jayde Lovell, Producer "It's Good Business: The Story of CONABIO"

Fecha: 08/04/2024 17:38:35

Comentario emitido vía correo electrónico

B000241019

Fecha: 05/04/2024 13:00:00

Comentario emitido por: Nombre de usuario no publico


Algunas razones por las cuales CONABIO es y debe seguir siendo intersecretarial: *La biodiversidad y su conservación no se limitan a un solo sector o secretaria*, involucran aspectos relacionados con la ciencia, el medio ambiente, la agricultura, la salud, el desarrollo urbano, rural, entre otros. CONABIO aborda estas múltiples dimensiones, lo que requiere cooperación y coordinación intersectorial estrecha entre los distintos sectores gubernamentales. Esto garantiza una gestión integral y coherente de los recursos para el pueblo de México y de los ecosistemas, para la actual y las siguientes generaciones, acorde con las políticas que decida el ejecutivo, las cuales pueden replantearse para evitar su interpretación neoliberal. *La CONABIO contribuye al desarrollo de las estrategias transversales entre las secretarias*, relacionado sus intereses con la conservación, logrando productos que no pueden existir segregados, así como la implementación de las políticas públicas relacionadas con la conservación y el uso sustentable de la biodiversidad. Esta tarea requiere la participación diversos sectores gubernamentales para asegurar que las políticas sean efectivas y se integren adecuadamente en las agendas de desarrollo nacional. *La CONABIO refleja la necesidad de abordar la biodiversidad desde una perspectiva integral en bioseguridad* por ejemplo puede contribuir a las necesidades del país para implementar el decreto para eliminar el uso del glifosato y varios fuertes agroquímicos, al mismo tiempo que tiene amplia experiencia en la bioseguridad internacional y en los análisis de riesgos por lo que puede apoyar en los temas para eliminar los cultivos transgénicos con resultados significativos que conduzcan a la conservación y el uso sustentable de los recursos naturales no solo a la sustitución de unos venenos por otros. *La CONABIO es más una necesidad del futuro que de los 30 años pasados*, ahora es la información base para lograr un México justo información que no se destruya a si mismo con buenas intenciones y malos resultados. Sin duda, *existen mejores soluciones que la planeada*.

Fecha: 04/04/2024 21:19:29

Comentario emitido por: Adi Estela Lazos Ruíz


La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) ha sido pionera en su ámbito y ha aportado por más de 30 años información valiosísima para México. Se ha mantenido haciendo ciencia de forma objetiva, ha trabajado arduamente en la creación de bases de datos que agregan años de esfuerzos de investigación de muchas investigadoras e investigadores como el Geoportal y los innumerables materiales de divulgación. Reducir la Comisión a una Dirección dentro de SEMARNAT, como propone el presente Decreto, le restaría autonomía y fondos para su mantenimiento a pesar de haber demostrado ampliamente con sus resultados el buen uso de recursos públicos y capacidad de captar otros fondos internacionales. Conocer la biodiversidad y el conocimiento de su uso es una de las mayores riquezas de nuestro país. El capital biocultural de México es el que realmente soporta todas sus acciones. No hay ninguna población ni ninguna actividad productiva que no dependa del conocimiento, conservación y uso de la biodiversidad. Es tan esencial como la alimentación diaria y el mantenimiento de la vida en el planeta. México es afortunado en contar con un organismo como la CONABIO y sería un gravísimo error reducirlo de la manera que propone el Decreto. Al contrario, necesitaríamos aprender de su estructura y funcionamiento para otros ámbitos como el energético o el del agua. Opino como investigadora y solicito como ciudadana que se mantenga la CONABIO como Comisión y que además se le fortalezca, en beneficio de todas y todos los ciudadanos de esta generación y de las futuras.

Fecha: 04/04/2024 20:20:19

Comentario emitido vía correo electrónico

B000240990

Fecha: 02/04/2024 11:10:00



Comparte en:

Información del Anteproyecto:


Dependencia:

SEMARNAT-Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales

Fecha Publicación:

06/03/2024 09:43:22

Comentarios:


115

Comentarios Recibidos

CONSULTA EL EXPEDIENTE COMPLETO:



04/0148/060324